Alertan sobre riesgos de lentes con aumento sin prescripción

Utilizar lentes con aumento sin prescripción médica puede ocasionar dolor de cabeza, fatiga ocular y ojos llorosos, alertó Sandra Navarrete Betancourt, especialista del Hospital General Regional número 1 “Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro”.

LENTES SIN PRESCRIPCIÓN

La especialista señaló que después de la cuarta década de vida muchas personas pueden presentar inicio de presbicia o vista cansada, debido a la pérdida gradual de la flexibilidad del cristalino que impide enfocar adecuadamente los objetos que se encuentran cerca.

Por esta razón, dijo, es necesario utilizar lentes con graduación, pero éstos deben ser prescritos por el oftalmólogo o un optometrista.

Destacó que aunque es común encontrar en tiendas o tianguis diversos modelos de anteojos para lectura, éstos suelen tener una graduación inadecuada y ocasionar dolor de cabeza, fatiga ocular y ojos llorosos a quienes los utilizan.

“El tipo de anteojos para lectura que se venden en tiendas y tianguis están manufacturados de manera estándar y la distancia pupilar no está calculada, lo que se manifiesta en imperfecciones de la lente que impiden formar una imagen correcta”, precisó la especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Señaló que si una persona presenta dificultad para leer o realizar labores manuales, lo mejor es acudir con un profesional para practicarse un examen de la vista.

Asimismo, recordó a quienes ya utilizan lentes que éstos requieren graduarse aproximadamente cada dos años.

Añadió que a partir de los 40 años es necesario acudir una vez al año a revisión médica, aún cuando no se manifiesten molestias de visión, ya que existen otros problemas que no presentan síntomas como el glaucoma o la catarata.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *