Aprueban diputados creación de Fiscalía General de la República

La Cámara de Diputados aprobó en lo general con 370 votos favor, 43 en contra y 6 abstenciones, el proyecto de decreto que expide la Ley de la Fiscalía General de la República, a fin de constituir un órgano constitucional moderno, autónomo e independiente, el cual coadyuve a vigorizar y fortalecer el sistema de procuración de justicia federal y reemplace a la Procuraduría General de la República (PGR).

ASPECTO

El dictamen remitido al Senado de la República para sus efectos constitucionales, deriva de una iniciativa que el Ejecutivo federal remitió a la Cámara de Diputados el pasado 23 de septiembre.

Al fundamentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Justicia, el priista Ricardo Fidel Pacheco Rodríguez, dijo que esta Fiscalía será la encargada de la organización del Ministerio Público; que se determina como un órgano constitucional autónomo, con cargo a un fiscal general, que permitirá independencia y objetividad en las actividades que realicen respecto de la investigación y persecución de los delitos, logrando con ello contribuir a la modernización de las instituciones que procuran e imparten justicia.

Con las reformas, expresó, se fortalece el sistema de procuración de justicia federal, principalmente en la función principal del Ministerio Público de la Federación, que es la de investigar y perseguir los delitos a través del ejercicio de la acción penal en representación de la sociedad, la cual se vigoriza al dotar de autonomía constitucional a la Fiscalía; de ahí que el Ministerio debe ser un órgano técnico de investigación y persecución de los delitos, cuya actuación debe sujetarse con estricto apego a la ley.

Expuso que la transformación del sistema jurídico penal y de las instituciones que lo integran es punto fundamental para que el país pueda conseguir una mejor justicia, una mejor impartición y una procuración eficiente de este bien jurídico.

La diputada Lilia Aguilar Gil, del PT, señaló por su parte que “ésta no debe de ser una reforma de papel, como han sido muchas estructurales, pues la PGR actualmente no solamente se encuentra saturada y operando en un sistema de procuración de justicia desacreditado, sino que ha demostrado ser ineficiente en los casos más graves que se han presentado, como es el de Tlatlaya y de Ayotzinapa”.

Ricardo Mejía Berdeja, diputado Movimiento Ciudadano, consideró que la nueva fiscalía “es la misma gata nada más que revolcada. Y todos estos supuestos de autonomía, en realidad son ficticios. Por eso nosotros votaremos en contra, porque es una ficción esta supuesta autonomía, y porque no vemos que haya un cambio de fondo en el Ministerio Público federal”.

El diputado perredista Catalino Duarte Ortuño manifestó su preocupación por el hecho de que esta ley no contiene un capítulo específico que esclarezca las facultades de las fiscalías especializadas en Materia de Delitos Electorales y de Combate a la Corrupción, y no resuelve las precarias condiciones laborales a las que se enfrenta cotidianamente el personal adscrito a las agencias del Ministerio Público. Agregó que es necesario fortalecer en su desarrollo institucional y legal a una verdadera fiscalía autónoma, “porque es el primer paso para atender el reclamo social: justicia y más justicia para todos”.

Por Acción Nacional, la diputada Karina Labastida Sotelo resaltó que la nueva instancia será la institución en la que recaiga la responsabilidad de políticas públicas en materia de prevención y persecución de los delitos, la defensa social y la protección de las víctimas, y mediante este ordenamiento se le busca dar herramientas a dicha institución, así como límites en su actuar, a fin de que se respeten los derechos humanos de todos los involucrados.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *