Autoridades deben prevenir tortura, no reaccionar cuando ya ocurrió: Comisión Permanente

“Es necesario redoblar esfuerzos para tratar de prevenir la práctica de la tortura, en lugar de reaccionar a ésta después de que haya ocurrido”, estableció la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

SENADO TORTURA

El órgano legislativo avaló una solicitud dirigida a las autoridades de los tres niveles de gobierno y a las corporaciones de seguridad, para redoblar esfuerzos a fin de evitar represalias, por parte de servidores públicos, contra las denuncias de violación de los derechos humanos.

Advirtió que el país está en una situación “delicada” en materia de tortura, pues si bien hay avances legislativos importantes para proteger los derechos humanos; por otro lado, la nación “se ha enfrascado en una estrategia de confrontación contra la delincuencia organizada, la cual privilegia el uso de la fuerza sobre la investigación científica y profesional y la protección de los derechos de las víctimas”.

En el dictamen aprobado recuerda las reformas constitucionales de vanguardia en materia penal, en 2008; de derechos humanos en 2011; además de la creación de la Ley General de Víctimas en 2013 y del Sistema Nacional de Atención a Víctimas, con el fin de respetar los derechos humanos, consagrados en el artículo 1º de la Carta Magna.

Sin embargo, advierte, “ello o no significa que temas tan sensibles y dolorosos como la persistencia de la tortura se hayan resuelto”.

La Comisión Permanente exhortó a las autoridades de los tres niveles de gobierno a tomar medidas para prevenir y castigar toda represalia contra quienes denuncien torturas o malos tratos, igual que a sus familiares, representantes y defensores de derechos humanos, así como garantizar una reparación integral del daño.

Además, solicitó al gobierno federal, a los de las entidades federativas, y al Sistema Nacional de Atención a Víctimas, que continúe la capacitación de servidores públicos en materia de sensibilización, prevención y erradicación de tortura y otros tratos crueles e inhumanos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *