Denuncia “El Chapo” tortura y malos tratos en El Altiplano

En su declaración del pasado 15 de febrero ante el juez Tercero de Distrito, Joaquín “El Chapo” Guzmán denunció que ha sido víctima de tortura y malos tratos en el penal de “El Altiplano”, en Almoloya de Juárez, lo que ha repercutido en su estado de salud.

EL CHAPO EN PENAL

En el documento, dado a conocer por su abogado José Refugio Rodríguez Núñez, el capo dice que no goza de los mismos derechos que otros reclusos pues no le permiten dormir, no ha tomado el sol desde que reingresó al penal, el pasado 8 de enero, y solo ha tenido 15 minutos de visita con su hermana, 15 minutos con su esposa Emma Coronel y 30 minutos con su abogado, además de que no ha recibido a personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

“El 8 de febrero cumplo un mes en este lugar y hasta el día de hoy traigo problemas de salud por la razón de que casi no duermo porque en el día paso lista cada hora y en la noche cada cuatro horas. Traigo la presión alta y me doy cuenta porque me la checan diario y estoy tomando medicamento en la mañana, a mediodía y en la noche. El problema es porque casi no duermo por la razón ya comentada”.

“No entiendo por qué la actitud de quien está llevando esta práctica de estarme torturando y no dejarme dormir. Hago responsable por mi vida a quien o quienes están llevando a cabo esta práctica hacia mi persona”, dice.

Asegura que nunca había sufrido de presión arterial alta y “por esta razón me duele la cabeza y los oídos y me siento sonámbulo. Me dan medicamento en la mañana, a mediodía y en la noche, pero el problema no es el medicamento, el problema es que no me dejan dormir, dejándome dormir no ocupo medicamento, no me dolería la cabeza ni los oídos”.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *