Dueño de Ferrari busca protección de CNDH

Alberto Sentíes, dueño del Ferrari rojo, denunció que derivado del incidente de tránsito ocurrido el 11 de marzo pasado, en el que su escolta, Sergio González Ibarra, golpeó al conductor Jair Alberto Gómez de la Paz, autoridades de la Ciudad de México “han llevado a cabo una serie de violaciones que atentan en todo momento sus derechos humanos”, por lo que solicitó la intervención de las comisiones de derechos humanos local y nacional.

FERRARI ESCOLTA

En un comunicado, señaló que entre las violaciones se encuentran vejaciones tales como una orden de presentación el 14 de marzo sin la existencia de citatorio; cateo por parte del Ministerio Público en su domicilio sin orden o notificación previa el 15 de marzo.

También, el aseguramiento “en abuso de atribuciones” del vehículo Ferrari que no es producto, objeto ni instrumento del supuesto delito, además de criminalizarlo al informar respecto de averiguaciones previas en curso, así como en un caso no informar el no ejercicio de Acción Penal con el fin de generar mayor percepción negativa hacia su persona.

También critica a la procuraduría por no permitir indemnizar al afectado Jair Alberto Gómez; por estos motivos Sentíes considera que la autoridad utiliza el caso con fines estrictamente mediáticos y no de justicia.

Por ello, solicitó al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y a las comisiones de Derechos Humanos Nacional y local su intervención para detener lo que define como un abuso de autoridad por parte de Rodolfo Ríos Garza, procurador de la Ciudad de México, y Óscar Montes de Oca Rosales, subprocurador de Averiguaciones.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *