Emprenden senadores campaña de prevención de diabetes

La presidenta de la Comisión de Salud del Senado de la República, Maki Esther Ortiz Domínguez, advirtió que la diabetes es la segunda causa de muerte en nuestro país, según reporta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

SENADO DIABETES

Al inaugurar la campaña “Actuando por la diabetes. Compromisos en educación y control”, la senadora añadió que, de acuerdo con un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad existen ocho millones

599 mil 374 diabéticos por causa de sobrepeso y obesidad, pero sólo el 48 por ciento está diagnosticado o está sujeto a algún tipo de tratamiento.

Acompañada por los senadores Sonia Rocha Acosta, Salvador López Brito, y Juan Fernández Sánchez Navarro, la senadora Ortiz Domínguez dijo que en nuestro país mueren cada año por diabetes aproximadamente 59 mil personas, de las cuales 45 por ciento se encuentran en edad productiva.

Asimismo, advirtió que los costos sociales de la diabetes ascienden a más de 85 mil millones de pesos al año. Dicho problema es tan grave, subrayó, que cada año se pierden más de 400 millones de horas laborales por diabetes, asociadas a sobrepeso y obesidad, lo que equivale a 184 mil 851 empleos de tiempo completo, lo que representa el 32 por ciento de los empleos creados en 2014.

Asimismo, destacó que para una persona es 21 veces más barato cambiar de hábitos que tratar una diabetes complicada. El costo de un pre-diabético obeso que modifica su dieta y actividad física es de 92 mil 860 pesos, en un acumulado a 30 años del diagnóstico; sin embargo, si no cambia sus hábitos puede llegar a gastar hasta 1.9 millones de pesos en 30 años.

Junto con el senador López Brito, coincidió en que la prevención es la parte más importante para frenar este grave problema. El legislador del Grupo Parlamentario del PAN señaló que La Organización Mundial de la Salud estimaba hasta el año 2013 una población mundial de 347 millones de diabéticos, y de ellos, en México se habla de entre 11 y 12 millones, de los cuales 6.4 millones son adultos.

Añadió un dato que consideró muy preocupante: Más de seis millones de mexicanos padecen la diabetes y no lo saben. Por si esto fuera poco, el impacto económico de la diabetes es la presión más fuerte, dijo, que se genera sobre el gasto en atención médica, pero el impacto va más allá de las finanzas del sector salud.

López Brito reiteró que el incremento de los gastos de atención a la diabetes afecta el ingreso familiar y la contribución de los trabajadores a la productividad del país. El costo de atender las complicaciones de la diabetes y la pérdida de ingresos por muerte prematura representan más del 80 por ciento de la carga total. Por ello, consideró que desde el Senado de la República “estamos obligados a incidir en políticas públicas en materia de prevención, control, educación y categorización de la diabetes”.

El senador Juan Fernández Sánchez Navarro recalcó que detrás de estas cifras hay historias personales. Sostuvo que la diabetes implica grandes retos, como estar educado para poder sobrellevarla: será muy difícil si no tienes nociones de matemáticas, entender porciones, consumo de carbohidratos, dosis de insulina.

Asimismo, señaló que es una enfermedad cara, y de por vida. Por lo que a una familia mexicana promedio generalmente le causa un estrés económico. Es decir, es una enfermedad que discrimina.

Por ello hizo énfasis en que el Senado de la República se debe enfocar a buscar que quien tenga menos posibilidades económicas, tenga más posibilidades para salir adelante aun con la enfermedad. “La gran ventaja es que se puede prevenir. Si le dedicamos tiempo, dinero y esfuerzo a la prevención le podemos hacer una gran mella a la enfermedad”, concluyó el senador del Grupo Parlamentario del PAN.

Por su parte, la senadora Sonia Rocha Acosta expresó que hay que prevenir y sumar a este esfuerzo la educación: “en esa parte deberíamos de promover que en el tema educativo, desde que los niños están en la escuela, así como hay otras materias se especifiquen estas enfermedades que todos podemos tener en algún momento dado”.

Dijo que en el Senado de la República se han impulsado y concretado medidas como el impuesto a los alimentos con alto grado calórico. Sin embargo, la senadora del Grupo Parlamentario del PAN reconoció que hay mucho por hacer, porque en este país la parte de la salud nos cuesta muy caro a todos los mexicanos.

“Es muy triste ver en la realidad cómo a veces no se tienen los parches, no se tienen las agujas, no se tienen todos los medios para sobrellevarlo y es algo que afecta no nada más en la salud de una persona integrante de una familia, sino afecta a toda una cuestión de coacción social en las familias”.

Durante la inauguración de la campaña “Actuando por la diabetes. Compromisos en educación y control”, también estuvieron presentes el doctor Jesús Felipe González Roldán, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades; Luis Manuel Encarnación, director de la Fundación Mídete; Gabriela Allard, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes; Paulina Gómez, de la Dirección Creativa y Comunicación de la Fundación Chespirito; y representantes de Laboratorios El Chopo.

En una reunión previa a la inauguración de la campaña, el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Roberto Gil Zuarth, colocó a los senadores integrantes de la Mesa Directiva un pin distintivo con motivo de la campaña “Actuando por la diabetes. Compromisos en educación y control”. En esta ceremonia estuvieron presentes los legisladores Arturo Zamora Jiménez, José Rosas Aispuro Torres, Luis Sánchez Jiménez, Luis Humberto Fernández Fuentes, Hilda Flores Escalera y Martha Palafox Gutiérrez.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *