Ajustan a 49 saldo de motín

El gobierno de Nuevo León ajustó a 49 la cifra de reos muertos en el motín registrado la madrugada de este jueves en el penal de Topo Chico, frente a los 52 que había informado en un principio.

El jefe de la Oficina Ejecutiva del Gobernador, Miguel Treviño, dio a conocer que de los 49 fallecidos, 40 ya fueron identificados y, de los nueve restantes, cinco están calcinados.

Por la tarde, el gobernador  Jaime Rodríguez Calderón reveló que uno de los reos del penal de Topo Chico falleció por un disparo y el resto por heridas provocadas por armas punzo cortantes.

BRONCO CONFERENCIA TOPOCHICO

Detalló que el arma disparada fue de un custodio: “tenemos confirmado que es uno de los custodios que defendió a una crujía de mujeres, cuando se va la turba hacia ese lado hubo disparos y solamente encontramos en uno de los 20 que ya tenemos identidades, una bala. Los demás son con armas punzo cortantes, puntillas, botellas, palos”, dijo.

En entrevistas telefónicas a diversos noticieros, refirió que en noviembre del 2015 Juan Pedro Zaldívar, alias “El Z-27”, fue trasladado del Cereso de Matamoros a Topo Chico, a donde llegó con la idea de tomar el control, sin embargo se enfrentó con el hasta entonces líder Jorge Iván Hernández, alias “El Credo”.

Calificó de “absurda” la decisión del magistrado que ordenó el traslado de Juan Pedro Zaldívar, bajo el argumento de que no necesitaba vigilancia extrema. “Mira a lo que vino a provocar, a veces estas nuevas leyes que tenemos le dan más facilidades a los delincuentes que a los inocentes, nos causan un grave problema”, dijo.

Apuntó que se tiene el control de los custodios dentro del penal y no hay fuerza policiaca dentro.

Precisó que algunos miembros del Ejército Mexicano daban servicio en el penal, sin embargo en la administración anterior se retiraron porque se terminó el convenio, pero ahora se está implementando un acuerdo nuevo que incluye también a la Policía Federal.

El gobernador de Nuevo León detalló que desde antes del motín había un proceso para trasladar a 90 reos a otros penales, 37 de los cuales ya salieron de Topo Chico. “No sé hacia dónde los vayan a trasladar, pero es un asunto de la Policía Federal y del Sistema Penitenciario Nacional. Van a ser trasladados otros 50 y tantos y obviamente vamos a aprovechar una circunstancia para revisar cuántos más reos federales pueden ser trasladados”, indicó el gobernador.

Jaime Rodríguez aceptó que esta es la mayor crisis que ha enfrentado como gobernador. “Así es y aquí estamos al pie buscando la solución, no solamente de dar la información, sino de tener el control. Es un penal que tiene muchos presos, tenemos que trabajar en el tema de sacar muchos de ellos y enviarlos a otros penales”, dijo.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *