Glaucoma de ángulo abierto, el ladrón de la vista

Al glaucoma de ángulo abierto se le denomina “el ladrón de la vista” porque se manifiesta con la reducción paulatina del campo visual periférico y, de no ser diagnosticado de forma oportuna, puede ocasionar ceguera total, señaló Manuel Sánchez Cornejo, médico adscrito al Servicio de Oftalmología del Hospital Juárez de México.

Destacó que esta enfermedad no presenta otros síntomas, por lo que los pacientes suelen acudir al médico hasta que la pérdida de visión es muy severa.

Ante esta situación, subrayó, es importante que la población acuda por lo menos una vez al año a una revisión oftalmológica, sobre todo después de la cuarta década de la vida, ya que es la población de mayor riesgo.

El especialista explicó que en la mayoría de los casos el glaucoma de ángulo abierto es ocasionado por una presión intraocular del ojo que daña el nervio óptico, como consecuencia de la acumulación del líquido llamado humor acuoso.

Por ello, dijo, en la revisión oftalmológica se debe medir la presión intraocular, revisar el nervio óptico y los campos visuales.

Precisó que si se detecta oportunamente, este padecimiento se puede tratar con medicamentos que controlan la presión intraocular y así contrarrestar la pérdida de la visión y, en caso de que no funcione, existen otras alternativas como la cirugía con rayo láser o la colocación de válvulas.

Comentó que la mayoría de los pacientes que acuden al servicio de oftalmología del Hospital Juárez de México llega en un estado muy avanzado de la enfermedad, es decir, con pérdida total de la visión y “lamentablemente ya no hay mucho por hacer, debido a que es irreversible el daño ocasionado”.

Sánchez Cornejo mencionó que es importante fomentar la cultura de la prevención, ya que con una simple revisión anual se pueden evitar padecimientos graves, como el glaucoma, o leves, como los errores de refracción, que afectan a siete de cada 10 mexicanos.

Finalmente, recomendó a los padres de familia que llevar un seguimiento oftalmológico de sus hijos, desde el nacimiento y hasta la edad escolar.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *