Indispensable, contribución parlamentaria al debate sobre drogas en la ONU: Rojas Hernández

Entre hoy y mañana, en los cuarteles generales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la ciudad de Nueva York, se desarrolla la audiencia parlamentaria de la Unión Interparlamentaria (UIP) “El problema mundial de las drogas: haciendo un balance y fortaleciendo la respuesta internacional”.

SENADO ROJAS HERNÁNDEZ

En ella se plantea efectuar una revisión sobre el esquema actual de fiscalización internacional de drogas y efectuar una contribución, en este sentido, al proceso de preparación de la UNGASS 2016, que tendrá lugar del 19 al 21 de abril de 2016. La Audiencia Parlamentaria de la UIP se ha propuesto plantear distintos elementos que habrán de tomarse en cuenta para una estrategia más integral y equilibrada para contrarrestar el problema mundial de las drogas.

Desde su conformación, estas Audiencias representan una gran oportunidad para que los parlamentarios de distintos países del mundo intercambien puntos de vista con la comunidad diplomática, integrantes de la sociedad civil organizada transnacional, académicos y expertos invitados a fin de sensibilizarse sobre la importancia de algunos de los temas centrales de la agenda multilateral.

La senadora Laura Angélica Rojas Hernández, integrante de la delegación del Senado mexicano y presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores Organismos Internacionales, señaló que la audiencia examinará si ha funcionado o no la estrategia actual, cuáles son los elementos clave de una nueva y fortalecida respuesta internacional frente al problema de los vínculos entre el narcotráfico, la corrupción y el crimen organizado, así como las necesidades de interpretación de algunos contenidos de las tres convenciones internacionales de fiscalización de drogas.

La reunión fue inaugurada por el embajador Mogens Lykketoft, presidente de la Asamblea General de la ONU, por el ex parlamentario danés, Saber Chowdhury, presidente de la UIP y por el embajador Yury Fedotov, director ejecutivo de la oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito, y cuenta con la presencia de alrededor de 200 legisladores provenientes de 52 países, representantes diplomáticos de distintos gobiernos y de organismos parlamentarios internacionales como el Parlamento Centroamericano y el Parlamento Andino.

La senadora Rojas señaló que desde la celebración de la 130 Asamblea de la Unión Interparlamentaria, buscó que este asunto prioritario de la actual agenda internacional fuera examinado por la Unión Interparlamentaria, ante la estrecha vinculación que presenta con la agenda legislativa de distintos países del mundo.

Señaló también que esta reunión guarda una estrecha relación con el proyecto de resolución que presentó, que fue aprobado y adoptado por el Grupo Geopolítico de América Latina y El Caribe de la Unión Interparlamentaria durante la pasada Asamblea de la UIP, en octubre de 2015, intitulada “La contribución de los parlamentarios a las discusiones internacionales sobre el problema mundial de las drogas”.

En el programa se abordarán temas que van desde la prevención y tratamiento de la adicción, desde el punto de vista de los derechos humanos y el desarrollo sustentable, hasta las alternativas a la criminalización, un tema que la senadora Rojas presentará como participante de un debate en el que también participarán legisladores de Canadá, Sudán e Indonesia.

Estaremos insistiendo –señaló Rojas Hernández– en que al enfrentar el problema mundial de las drogas es necesario promover un equilibrio entre las acciones de seguridad ciudadana, salud pública, derechos humanos y fortalecimiento del tejido social, así como el impulso a la prevención del daño social causado por la violencia asociada al tráfico de drogas.

Igualmente, afirmó que el uso indebido de drogas es fundamentalmente un problema de salud pública, que la criminalización del consumo y la estigmatización de los usuarios ha tenido un impacto negativo en el goce del derecho a la salud, que es necesario garantizar la disponibilidad y accesibilidad de drogas sometidas a la fiscalización internacional para fines científicos y médicos –como lo ha reconocido la propia Junta de Fiscalización de Estupefacientes de la ONU, en su más reciente informe publicado la semana pasada (Availability of Internationally Controlled Drugs, 2016).

Buscaremos también, afirmó, promover la idea de que al enfrentar los nuevos retos asociados a esta materia y, ante la implementación de las tres convenciones, cada país cuenta con un margen de flexibilidad para adoptar las políticas públicas que mejor se ajusten a sus realidades nacionales, sin perder de vista que nuestras acciones sobre esta materia tendrán lugar ahora en un contexto de instrumentación de la agenda para el desarrollo sostenible 2030.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *