La dermatitis atópica puede ser permanente y crónica

La dermatitis atópica, una enfermedad de la piel que se caracteriza por inflamación, resequedad y comezón, debe atenderse de forma oportuna para evitar que se convierta en un problema permanente y crónico, sostuvo María del Mar Sáenz de Ocariz Gutiérrez, adscrita a la Unidad de Dermatología del Instituto Nacional de Pediatría.

La especialista informó que este padecimiento es la primera causa de demanda de atención médica y explicó que se debe a factores hereditarios y del medio ambiente como bacterias, irritantes, sudor, saliva, cambios de temperatura, textiles, tensión y estrés.

Indicó que es común que los pacientes presenten alteraciones en el sistema de defensa del organismo, lo que provoca mayor susceptibilidad y cambios en la retención de agua y en las grasas que conforman la barrera protectora de la piel, lo que genera resequedad.

Comentó que se sospecha de dermatitis atópica si hay comezón intensa y detalló que en los menores de un año las lesiones se presentan fundamentalmente en cara y mejillas, y con menor frecuencia en cuero cabelludo y resto del cuerpo, en tanto que en los prescolares suele aparecer en los pliegues detrás de las rodillas, en los codos, párpados, muñecas y tobillos.

Añadió que la dermatitis atópica más severa se manifiesta con la llamada “piel llorosa”, con vesículas que se rompen y liberan una sustancia, y en las formas crónicas la piel está engrosada por el rascado frecuente.

Sáenz de Ocariz Gutiérrez refirió que la principal recomendación para los pacientes con este padecimiento es el baño continuo, incluso varias veces al día, con agua tibia, sin tallar la piel y con jabón neutro. Esto, dijo, hidrata la piel, elimina el sudor, las bacterias y otros alérgenos y permite una mejor penetración de los medicamentos, cremas y emolientes que tienen como objetivo disminuir la comezón y la inflamación, que se perpetúa con el constante rascado.

Sobre el tema, Carola Durán McKinster, jefa del Servicio de Dermatología del Instituto Nacional de Pediatría, informó que hay desconocimiento general de la población sobre esta enfermedad y por esta razón se formó la Fundación para la Dermatitis Atópica, que organiza talleres gratuitos para enseñar a pacientes y familiares las medidas de control de este trastorno, sobre todo en momentos de crisis, y apoya la investigación.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *