Laboratorios se coludieron para cometer prácticas monopólicas, confirma SCJN

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó la legalidad de la resolución que emitió la extinta Comisión Federal de Competencia en 2010 en contra de las empresas farmacéuticas Baxter, Fresenius, Eli Lilly y Pisa, por cometer prácticas monopólicas absolutas mediante acuerdos colusorios en los procesos de licitación de insulina humana y soluciones electrolíticas y sueros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), entre 2003 y 2006.

INSULINA HUMANA

La sentencia de la SCJN no sólo avaló la investigación que hace constar la realización de la práctica, sino que también refrendó la validez de los análisis económicos como prueba indirecta para detectar conductas anticompetitivas, lo que, dijo, constituye una herramienta de investigación de gran valor para la comisión.

“La colusión consistió en acuerdos entre estas empresas para establecer, concertar y coordinar posturas en licitaciones públicas con el objeto de repartirse los contratos concursados, lo cual se pudo detectar a través de un análisis económico respecto de los
resultados de las licitaciones realizadas durante el 2003 y el 2006. Esto, tuvo por consecuencia un incremento artificial de los precios de la insulina y sueros”, explicó.

Añadió que la coordinación entre los competidores se vio favorecida por ciertas condiciones de mercado tales como la homogeneidad de los bienes licitados, la frecuencia de las convocatorias, la asignación de múltiples contratos, la descentralización de las adquisiciones y el intercambio de información entre las empresas involucradas.

Por otra parte, la resolución de la Corte determinó que las multas impuestas a las empresas participantes en el cártel, que en total sumaron 151 millones 679 mil pesos, debían ser modificadas o recalculadas.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *