Maltrato a niños incluye abuso físico, emocional y sexual

Como abuso sexual y maltrato infantil se deben considerar todas las formas de malos tratos, tanto físicos como emocionales y sexuales, así como el descuido, la negligencia y la explotación comercial o de otro tipo que causen un daño real o potencial para la salud o el desarrollo del niño, advirtió Josefa Cavazos Olivo, médico psiquiatra del Hospital Psiquiátrico Infantil Juan N. Navarro.

En entrevista con Víctor Carreón, conductor de México Médico, la especialista comentó que el abuso sexual involucra la explotación sexual para gratificar o estimular sexualmente a un adulto e incluye mostrar a un menor fotografías o imágenes inapropiadas, usar lenguaje sexual inapropiado, tocamientos y desde la introducción digital o de objetos hasta la relación sexual.

Para prevenirlo, dijo, es necesario identificar, disminuir y combatir los factores de riesgo, entre los que destacan enfermedades mentales en los padres, consumo de alcohol y drogas en padres o allegados, historia familiar de abuso sexual, disfunción, ruptura o problemas de la pareja, aislamiento de la familia y falta de educación sexual y baja autoestima en los hijos.

Agregó que es necesario fortalecer en los niños la autoprotección, explicarles cómo protegerse, recordarles que son dueños de su cuerpo, que nadie los debe de tocar, que tienen el derecho de decir “no me toques” y enseñarles que el cuidado personal incluye el desde la higiene hasta el derecho de decir “no”.

Asimismo, comentó que es necesario orientarlos para identificar situaciones de riesgo, como hablar con extraños y ejemplificarles una situación en la que ellos pueden estar en riesgo y qué es lo que pudieran hacer para defenderse.

Recordó que los agresores frecuentemente están dentro de la familia, son padrastros, padres o tíos y generalmente son hombres, lo que dificulta la denuncia ante las autoridades.

Refirió que las consecuencias negativas del abuso persisten durante el tiempo y permanecen en la edad adulta, pero si las víctimas reciben el apoyo adecuado y el delito es denunciado y castigado, es más fácil para los niños procesar los traumas psicológicos.

Respecto al maltrato infantil, señaló que es cualquier tipo de castigo corporal, como patadas, empujones o golpes con la mano o algún objeto; psicológico o emocional, que generalmente es a través de insultos que disminuyen la autoestima, y por descuido, cuando los padres no son capaces de cubrir las necesidades básicas físicas y emocionales del niño.

Pidió estar alerta de las manifestaciones del maltrato, como la timidez y el miedo a un adulto en particular y, de ser necesario, acudir al DIF o a las procuradurías para denunciar.

Para prevenir el maltrato, dijo, es necesario educar a los padres sobre disciplina positiva, que incluye mejorar la comunicación con sus hijos, aprender a responder de manera adecuada a sus necesidades físicas y emocionales y buscar ayuda de trabajadoras sociales y centros de salud.

Indicó que el principal factor de riesgo es el desconocimiento de las etapas del desarrollo del niño y cuando éste no cumple las expectativas, el adulto lo maltrata, por lo que es necesario que los padres de familia se informen sobre estos temas.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *