Ordena SCJN investigar muerte de Mariana Lima como feminicidio

En un fallo sin precedente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó investigar la muerte de Mariana Lima Buendía como un caso de feminicidio.

MARIANA LIMA

El 29 de junio de 2010 fue hallado el cuerpo de Mariana, en el municipio de Chalco, Estado de México. La Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) siempre dirigió la investigación como un suicidio, pero su madre, Irinea Buendía, inició una larga lucha que la llevó hasta la Corte para demostrar que su hija fue asesinada por su esposo, Julio César Ballinas, comandante de la Policía de Investigación del estado.

Este miércoles, la Primera Sala de la SCJN determinó que las autoridades encargadas de investigar la muerte violenta de una mujer deberán determinar si hubo o no razones de género en la causa de muerte y para poder confirmar o descartar el motivo de la misma.

Señalaron que, en caso de tratarse de un feminicidio, se deberán explorar todas las líneas investigativas posibles con el fin de determinar “la verdad histórica de lo sucedido.”

La Primera Sala agregó que en los casos de muertes de mujeres se deben preservar evidencias específicas para determinar si hubo violencia sexual y realizar las periciales pertinentes para determinar si la víctima estaba inmersa en un contexto de violencia.

Asimismo, determinó que se deben investigar, de oficio, las posibles connotaciones discriminatorias por razón de género en un acto de violencia perpetrado contra una mujer.

En el caso particular, determinó que en la investigación existieron “irregularidades, falencias, omisiones y obstrucciones de justicia, las cuales han impedido que se conozca la verdad de los hechos”, por lo que otorgó el amparo a la madre de Mariana, para que el Ministerio Público complete la investigación de manera oportuna, inmediata, seria e imparcial; lleve a cabo todas las diligencias necesarias para investigar el caso con perspectiva de género, y remueva todos los obstáculos de la anterior averiguación previa.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *