Piden que ministros y magistrados electorales sean electos por voto ciudadano

Los métodos vigentes para elegir ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y magistrados del Tribunal Electoral de la Federación (TEPJF) trastocan el principio de división de poderes, pues con ellos el Presidente de la República determina, en su beneficio, la actuación del Poder Judicial en asuntos fundamentales para el país.

SENADO MINISTROS

Así lo considera el senador Manuel Bartlett Díaz, quien plantea una iniciativa para modificar la Constitución, a fin de evitar lo que considera una concentración desmedida del poder público en manos del titular del Ejecutivo federal, con los procedimientos de designación de ministros y magistrados.

El proceso establecido en la Carta Magna permite al Presidente plantear ternas y nadie más interviene en la designación; además, si el Senado de la República no resuelve entre los candidatos propuestos o rechaza las ternas, el Ejecutivo puede definir entre sus candidatos quién será el nuevo ministro.

Con estos argumentos, el coordinador del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo propone modificar los artículos 76, 89, 95, 96, 98, 99 y 101 de la Constitución, a fin de que los ministros de la SCJN y los magistrados del TEPJF sean electos por el voto directo de los ciudadanos.

La iniciativa señala que estos funcionarios deben electos por los ciudadanos, a propuesta de universidades y organizaciones no gubernamentales, y el Instituto Nacional Electoral debe organizar el proceso respectivo.

Antes, todos los aspirantes deberán aplicar un examen general de conocimientos ante la autoridad electoral nacional; y los cinco que obtengan la calificación más alta serán los candidatos a elegir por la ciudadanía.

Propone que los candidatos tengan derecho a tiempos del Estado, en los medios de comunicación, para exponer sus propuestas y programa de trabajo. Con estas medidas, expone Bartlett en su iniciativa, se evitará que representantes del Poder Judicial de la Federación estén sometidos a la voluntad presidencial.

La iniciativa se remitió a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, de Justicia y de Estudios Legislativos Segunda.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *