La tasa de transmisión de SIDA se mantiene desde hace 30 años

A pesar de los avances tecnológicos en el diagnóstico y el tratamiento, las tasas de transmisión del VIH SIDA en la población general siguen siendo tan altas como hace 30 años, cuando apareció esta enfermedad, informó Ricardo Figueroa Tapia, médico adscrito al Servicio de Infectología del Instituto Nacional de Perinatología.

SIDA PRUEBA

En entrevista con México Médico, detalló que el VIH se contagia de tres formas: a través del contacto con sangre o derivados, de una mujer embarazada a su hijo y por vía sexual. En los dos primeros rubros, dijo el especialista, los índices de transmisión sí se han reducido de manera importante en los últimos diez años, sin embargo el contagio por relaciones sexuales sin protección mantiene a esta enfermedad como una pandemia. Resaltó que a 30 años de la aparición del SIDA, el mayor reto sigue siendo la prevención.

Figueroa Tapia recordó que los primeros casos de VIH se reportaron en 1981, cuando la comunidad médica observó con desconcierto a jóvenes aparentemente sanos con infecciones que solamente se presentaban en individuos con alteraciones en el sistema inmunológico.

Relató que poco después se conoció que se trataba de un problema infeccioso, pero hasta 1985 se identificó el agente causal, al que se nombró como Virus de Inmunodeficiencia Humana y, a partir de ese momento, comenzó la búsqueda de un tratamiento efectivo.

Refirió que la época más difícil de enfermedad fue la primera mitad de los años 90, pues el padecimiento progresaba, los pacientes desarrollaban múltiples complicaciones y finalmente fallecían.

Señaló que a inicios de los 90 se identificaron los primeros medicamentos para tratar este padecimiento, pero hasta la segunda mitad de la década se desarrollaron los tratamientos denominados “altamente efectivos”, que combinan cuando menos tres medicamentos que actúan en cada una de las etapas de replicación del virus. Estos medicamentos, comentó, permitieron cambiar el concepto del VIH SIDA de un mal mortal a una enfermedad controlable.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *