Una gripa mal tratada puede provocar neumonía

Las enfermedades respiratorias se incrementan en frecuencia e intensidad durante la temporada invernal, por lo que es importante practicar algunas medidas preventivas para reducir el riesgo de contraer este tipo de padecimientos o que se compliquen.

Francisco Cuevas Schacht, jefe del Departamento de Neumología y Cirugía del Tórax del Instituto Nacional de Pediatría (INP), señaló que niños y adolescentes deben abrigarse bien y evitar cambios bruscos de temperatura.

Sugirió consumir abundantes líquidos y alimentos ricos en Vitamina A como hígado, pescado, acelgas, calabaza, espinaca, verdolaga, pimiento, zanahoria, ciruela, mango, manzana, naranja, melón y plátano. Además, subrayó que la ingesta de alimentos con Vitamina C es imprescindible, por lo que deben incluirse en la dieta papaya, kiwi, fresas, guayaba, toronja, mandarina, limón, col, brócoli, espinaca y tomate.

Destacó que las personas que acostumbran ejercitarse al aire libre deben abstenerse de hacerlo porque durante el invierno en las primeras horas de la mañana se produce un “tapón de frío” que evita la dispersión de los contaminantes ambientales.

Asimismo, los menores de cinco años, embarazadas, adultos mayores y enfermos crónicos podrían padecer complicaciones si no reciben atención médica oportuna, refirió.

Advirtió que tratamientos inadecuados para un cuadro gripal pueden desencadenar consecuencias irreversibles en la salud, como la neumonía.  Finalmente, señaló que estos pacientes deben evitar permanecer en lugares donde haya humo de cigarro o tabaco o mucho polvo porque exacerban los síntomas.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *