Destinan mil 140 mdp para resarcir derrame en Sonora

A un año del derrame de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre acidulado a los ríos Bacanuchi y Sonora, provocado por la mina Buenavista del Cobre, la Comisión Presidencial para la Atención Inmediata y Permanente de la población afectada informó que hasta el momento se han destinado mil 140 millones de pesos al resarcimiento de daños.

DERRAME SONORA

En rueda de prensa, los funcionarios federales que integran la Comisión explicaron que los recursos se aplicaron para el resarcimiento económico directo a la población, rehabilitación de pozos e instalación de tinacos en todas las casas que reportaron algún tipo de afectación vinculada con el derrame.

Mikel Arriola, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), reportó que se ha atendido el 100 por ciento de los 360 casos detectados con daños en su salud, siendo las principales afecciones dermatológicas (80%), gastrointestinales (7%), males oftalmológicos (4%), neurológicos (3%) y el resto otros padecimientos.

Además, aseguró que se reparan los daños a los afectados con compensaciones económicas estimadas en casi 8 millones de pesos por pérdida de productividad.

Refirió que desde el inicio del derrame se han brindado 10 mil 875 revisiones médicas con el apoyo de la Dirección General de Epidemiología y el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE)

Subrayó que la Secretaría de Salud mantiene la atención permanente de la gente a través de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica Ambiental de Sonora que opera provisionalmente desde marzo pasado con 19 expertos en salud que dan consultas, toman muestras biológicas, recorren en 4 vehículos los siete municipios afectados, recetan y dan medicinas, entre otros servicios, todo financiado por el Fideicomiso Río Sonora.

Por lo que corresponde al muestreo de los metales pesados en el agua, exhibió evidencias científicas de que el líquido de los 26 pozos reabiertos cercanos a los ríos y de la red pública municipal se encuentra dentro de la norma y destacó que, junto con la Conagua, se muestra dos veces por mes.

Sostuvo que, con el fin de garantizar la calidad del agua, también se han tomado frecuentemente muestras de las 146 tomas de la red pública municipal, las cuales han estado dentro de los parámetros normativos, lo que indica que es apta para consumo humano.

Finalmente, anunció que con fondos del Fideicomiso durante el mes de septiembre de 2015 se comenzará la construcción definitiva de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental de Sonora (UVEAS) en el municipio de Ures, donde se dará atención médica integral a la población afectada y se continuará monitoreando su salud por 15 años, atendiendo de inmediato cada caso nuevo que surja.

El procurador federal de Protección al Ambiente, Guillermo Haro Bélchez, explicó por su parte que el avance en la remediación incluye la totalidad de Zona 1, la cual comprende el trayecto entre el punto del derrame al pie del represo Tinajas 1, hasta el kilómetro 30 ya en el Río Bacanuchi.

“Los análisis de las muestras, realizados por laboratorios acreditados por la Entidad Mexicana de Acreditación y aprobados por la Profepa, indican por ahora que la zona 1 cumple ya con la normativa ambiental vigente”, abundó.

Indicó también que concluyeron las obras de construcción de las presas de contingencias para el control de avenidas extraordinarias y derrames en los represos Tinajas 1 y 2, las cuales permitirán enfrentar sin riesgos los efectos de la peor precipitación pluvial en 10 mil años.

Además, estos represos, que normalmente se encontrarán vacíos, cuentan con un corazón de arcilla y una pantalla de inyecciones que aseguran su impermeabilidad e impiden cualquier filtración, refirió.

Comentó que también se están terminando los trabajos de instalación de geomembranas y pantallas impermeables en los bordos de sedimentación y represos Tinajas 1 y 2, lo cual garantizará que no exista ningún tipo de contaminación al suelo en el futuro.

Por su parte, la Conagua realizó 3 mil 519 muestreos de calidad del agua desde la ocurrencia del evento hasta el mes de junio de 2015, informó Victor Hugo Alcocer, subdirector general Técnico de esa institución.

Manifestó que se rehabilitaron 24 fuentes de abastecimiento de agua potable y con una inversión de más de 15 millones de pesos el programa de perforación de pozos emergentes concluyó en el mes de diciembre del 2014.

En total, dijo, se perforaron 18 pozos, pero debido a que 7 de ellos fueron abandonados por sus características hidrogeológicas o de escasa productividad de agua, son 11 los que se encuentran disponibles para su aprovechamiento como fuente de abastecimiento de agua potable y su equipamiento concluyó el pasado mes de marzo del 2015, y actualmente se trabaja en la perforación y equipamiento de 6 nuevos pozos con una inversión mayor a 20 millones de pesos.

Por su parte, Aníbal González Pedraza, Sscretario técnico de la Subsecretaria de Alimentación y Competitividad de la Sagarpa informó que ha estado al tanto para dar seguimiento epidemiológico a los casos de animales que la población ha reportado como sospechosos de estar afectados por estar en contacto o haber consumido agua del río, de la toma de muestras de suelos, plantas, sedimentos y diversos tejidos y fluidos animales como sangre, leche, músculo, hígado y otras vísceras y en todos los casos, los valores de metales pesados, tanto en los terrenos agrícolas, como en las plantas y en los tejidos animales, han estado dentro de la norma.

Agregó que al momento se han cubierto pagos de remediación por 95.74 millones de pesos para 5 mil 011 ganaderos, con una población total de 157 mil 359 cabezas de ganado; así como 17 mil 046 hectáreas de diversos cultivos agrícolas pertenecientes a 3 mil 734 productores, por un monto de 177.21 millones de pesos, ambos pagos representan un total de 272.2 millones de pesos por concepto de pagos de remediación.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *